jueves, 31 de marzo de 2011

lunes, 28 de marzo de 2011

Evaluación y degradación de las Ciencias.

La siguiente afirmación la realizó el ONCTI el en Núcleo de CDCHT del 25 de Marzo de 2011, “La clasificación de los investigadores en las categorías indicadas en los criterios del PEI será realizada por la computadora, de acuerdo al baremo instalado en forma virtual. Una comisión de verificación de recaudos hará un muestreo al azar para comprobar que toda la información ingresada en el sistema es verídica” [3]. Una evaluación automatizada de los proyectos y productos científicos pasa a ser una evaluación de cantidades, sin importar la calidad éstos, lo natural es una evaluación por comisión de especialistas de cada área del saber, donde los evaluadores deben ser pares del evaluado. Evaluadores seleccionados entre los investigadores de mayor escalafón de los registros existentes, que provengan de las Universidades o propuestos por las Asociaciones de Investigadores, tales como AsoVAC, además de los evaluadores propios del MPPCTI que vigilen la evaluación en función al Plan de la Nación.

Además, el sistema que se usó para el PEI estaba en período de prueba, con las consecuencias de los errores y enmiendas conocidos que acarrearon modificaciones sobre la marcha, así como varias prorrogas en la convocatoria. Por lo tanto, a diversos investigadores les llama la atención que ese mismo sistema sea el que se use para la evaluación. Surgen las preguntas: ¿cuáles parámetros de evaluación y qué indicadores fueron usados para la evaluación?, ¿quién introdujo esos parámetros en el programa evaluador?

Solicitamos una evaluación por pares especialistas, por comisiones de cada área de conocimiento, cada comisión con la participación de Universidades, investigadores asociados y del MPPCTI.

Desconocimiento de las Ciencias Básicas.

En las convocatorias PEI y PAE, las ciencias básicas (física, química y matemáticas) han sido relegadas a un papel accesorio. Los productos y proyectos en ciencias básicas registrados en el ONCTI para 2009 representaban el 15,1 % de los totales, el desconocerlos traería graves consecuencias. Sin los conocimientos básicos de la ciencia, el desarrollo científico y tecnológico del país no queda fundamentado. Lo cual hundirá a Venezuela en las vías del subdesarrollo.

Solicitamos el reconocimiento de las ciencias básicas entre las áreas prioritarias de la Nación.

Sustitución de Programas en forma Inconsulta

Hay que aclarar que al relevar los programas PPI por PEI, el ONCTI no se consultó a la Universidades Autónomas, donde se genera el 78 % de la producción científica de Venezuela [1], razón de este pronunciamiento por parte del Núcleo de Vicerrectores Académicos. Es de hacer notar que tampoco se consultó a las Asociaciones de Investigadores de la Universidades ni a las Asociaciones de difusión del conocimiento científico, tales como AsoVAC. Esta sustitución realizada desde una sola perspectiva ha desacreditado los objetivos de la convocatoria, ya que contradice a los preceptos constitucionales (Art. 109 y 110 CRBV) que reconocen el interés público de la ciencia, y el conocimiento y consideran el rol preponderante de las Universidades en ello.

Posición de la Universidad de Oriente respecto al PEI